Historia del C.A. Boca Juniors (1980-1988)

Publicado: 16 julio, 2009 en C.A. Boca Juniors

Un título en nueve años (1980-1988)

 

 

 

Maradona saludando al público en La Bombonera. Jugó en el Metropolitano 1981, convirtiendo 17 goles en 28 partidos, decisivos para la obtención del torneo.

Luego del Nacional ’81 (11 goles en 12 partidos), fue vendido al Barcelona.

El Metropolitano 1981

Luego del alejamiento de Lorenzo, Boca tuvo un mal 1980. En el Metropolitano, mientras River obtenía su segundo tricampeonato, el equipo de la ribera recibió varias goleadas en contra: 2-5 contra Newell’s, River e Independiente, y 0-4 contra Central. En el Nacional de ese año, Boca volvió a quedar relegado, sin clasificar para la etapa final. Durante este torneo se produjo un famoso entredicho entre la figura máxima de Boca, el guardavalla Hugo Orlando Gatti, y un joven Diego Maradona, que aún jugaba en su equipo de origen, Argentinos Juniors. En los días previos al partido entre ambos equipos, Gatti declaró a la prensa que “Maradona es apenas un gordito”; Maradona respondió haciéndole cuatro goles a Gatti en un encuentro que Argentinos ganó 5-3. Al año siguiente Boca compraría a Maradona, quien se convertiría en el ídolo máximo del club.

A fines de ese año, Martín Benito Noel ganó las elecciones como nuevo presidente de Boca, dando fin a dos décadas de gobierno de Alberto J. Armando. Una de sus primeras medidas fue contratar a Silvio Marzolini como nuevo entrenador. El equipo se renovó con nuevos jugadores: el talentoso conductor del Huracán campeónMiguel Ángel Brindisi, Marcelo Trobbiani, Osvaldo “Pichi” Escudero, Carlos Morete, Roberto Passucci. Pero la adquisición más importante fue, precisamente, Diego Armando Maradona, quien ya se destacaba como un jugador excepcional, especialmente luego de obtener la Copa Mundial de Fútbol Sub-20 en 1979. Después de un mes y medio de complicadas gestiones, durante el cual terciaron también Barcelona y River, el 20 de febrero de 1981 terminó firmando con Boca, en una operación total de 10 millones de dólares, record absoluto del fútbol argentino hasta entonces.

Dos días más tarde Boca disputó el primer partido del torneo Metropolitano ganándole 4 a 1 a Talleres de Córdoba con dos goles de Maradona y otros dos de Brindisi. En la tercera fecha, Maradona se lesionó y estuvo inactivo por cuatro partidos, pero durante ese tiempo Brindisi asumió la conducción del equipo con soltura. Maradona brilló en ese torneo con momentos inolvidable de fútbol, como un recordado amague ante Alberto Tarantini marcando el 3-0 contra River, entre muchos otros. Boca se mantuvo puntero todo el campeonato, pero su escolta, Ferro Carril Oeste, lo seguía muy de cerca. El 2 de agosto ambos equipos se enfrentaron en cancha de Boca, que ganó el partido con un gol de Hugo Perotti, tras una asistencia de Maradona. En la última fecha empató con Racing y se consagró campeón, con una ventaja de un punto sobre Ferro.

A partir de ese momento, y luego de quedar relegado en el Nacional ’81, ganado por River, Boca ingresó en una larga fase en la que no obtendría ninguna copa hasta 1989 (Supercopa) y ningún título nacional hasta 1992.

Siete años de sequía (1982-1988)

En 1982 Maradona fue vendido al Barcelona y comenzó un período largo de frustraciones. En el torneo Nacional no clasificó para la segunda ronda, aunque logró un tercer puesto en el Metropolitano.

En 1983 Boca tuvo cuatro entrenadores distintos y terminó séptimo. Ese año, durante el Metropolitano, en el partido contra Racing, una bengala disparada desde la tribuna de Boca impactó sobre un simpatizante racinguista, matándolo en el acto; el hecho determinó la clausura del estadio durante el resto del torneo y exacerbó desde entonces la clásica rivalidad entre ambos equipos.

En 1984 finalizó en el 16º lugar del Nacional, luego de quedar eliminado en el Metropolitano. A fin de ese año, debido a deudas del club con los jugadores, el plantel llegó a realizar una huelga. Ese año sufrió la peor derrota de su historia al perder 1-9 contra el Barcelona en el marco del Trofeo Joan Gamper. En 1985 el club compró nuevos jugadores y volvió a contratar a Di Stéfano, sin que los resultados mejoraran.

En ese momento Boca estuvo al borde del colapso económico y de que se decretara su quiebra. En esa situación se la he reconocido al entonces recién elegido presidente Antonio Alegre, y al vicepresidente Carlos Heller, capacidad para enfrentar la emergencia, vender los terrenos de la frustrada Ciudad Deportiva en 21 millones de dólares, y negociar con los acreedores el pago de las deudas, evitando así la declaración de quiebra.

En el Campeonato de Primera División 1985/86 (ya con un solo torneo por año), terminó quinto a quince puntos de River, con Mario Zanabria como entrenador. En la temporada 1986/87, después de una primera ronda muy negativa, el nuevo entrenador César Luis Menotti logró una mejora en el rendimiento del equipo, con la posibilidad de luchar por el título; pero la chance se perdió al perder de local contra Independiente por 3 a 2, acabando en cuarto lugar, a tres puntos del campeón, Rosario Central. En 1987/88 Boca finalizó 12º y recibió una de las derrotas más duras de su historia, al perder 6 a 0 contra Racing, el 20 de setiembre de 1987.

Fuente: www.wikipedia.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s